Los rayos cósmicos, la cámara de niebla, el positrón y el paleomagnetsimo; Stuart Blackett.

El 13 de julio de 1974, fallecía el físico experimental inglés Patrick Maynard Stuart Blackett, (Londres,18 de noviembre de 1897, – 13 de julio de 1974).

A Patrick Maynard  le fue concedido el premio Nobel de física en 1948, por su investigación emprendida en Mánchester sobre los rayos cósmicos, usando su invención de la Cámara de niebla: contador-controlado, confirmando la existencia del positrón.

BlackettEstudió Física en la Universidad de Cambridge, donde fue discípulo y colaborador de Ernest Rutherford, físico británico que había postulado un modelo atómico que tomó su nombre.

Blackett pasó diez años trabajando en el prestigioso laboratorio Cavendish, dirigido por E. Rutherford, antes de cambiarse a la Universidad de Mánchester en Londres (1933).

En el Cavendish Laboratory en 1925 consiguió por primera vez fotografiar las transmutaciones nucleares producidas por
bombardeo de los núcleos atómicos con partículas alfa. En 1932, independientemente de las investigaciones del físico estadounidense Carl David Anderson, detectó el positrón, antipartícula del electrón que el físico Paul Dirac había predicho teóricamente algunos años antes. Blackett fue uno de los primeros científicos que estudió la radiación cósmica.

Este trabajo, así como el realizado en la aniquilación de la radiación, le hicieron convertirse en el primer y principal experto investigador de la antimateria.Blackett2

En 1947, Blackett introdujo una teoría para explicar el campo magnético de la tierra en función de su rotación, con la esperanza de que unificara la fuerza electromagnética y la fuerza de la gravedad. Pasó varios años desarrollando magnetómetros de alta calidad para probar su teoría, para descubrir finalmente que su idea no era válida.
Su trabajo sobre el tema, sin embargo, lo introdujo en el campo de la geofísica, donde ayudó a procesar datos referentes al paleomagnetismo y ayudó casualmente a proporcionar una evidencia básica para la idea de la deriva continental.

Se mostró contrario a la utilización de la energía atómica con finalidades bélicas y se ocupó activamente de las consecuencias políticas del uso militar de dicha energía. Esta preocupación se refleja en sus textos Las consecuencias políticas y militares de la energía atómica (The Military and Political consequences of Atomic Energy, 1948), Las armas atómicas y las relaciones Este-Oeste (Atomic Weapond and East-West Relations, 1956) y Estudios de guerra(Studies of Blackett3War, 1962).

Fue miembro de diversas academias científicas y de la Royal Society of London for Improving Natural Knowledge, de la cual fue presidente entre 1965 y 1970. Asimismo ejerció la docencia en la Universidad de Londres (durante los períodos 1933-1937 y 1953-1965), en la Universidad de Manchester (entre 1937 y 1953), y en el Imperial College of Science and Technology (entre 1953 y 1974). Otras publicaciones del autor son Miedo, guerra y la bomba atómica y La radiación cósmica.

Anuncios

Publicado el 13 julio, 2015 en Física. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: