El auténtico inventor del láser; Gordon Gould.

El 17 de julio de 1920, nacía el físico estadounidense Gordon Gould (17 de julio de 1920 – 16 de septiembre de 2005).

gordon gould2Gould se licenció en la Union College ciencias, en física, y obtuvo un máster en la Universidad de Yale, especializándose en óptica y espectroscopia.

Entre marzo de 1944 y enero de 1945 trabajó en el Proyecto Manhattan, pero fue despedido debido a sus actividades como miembro del Partido Comunista.

En 1949, Gould asistió a la Universidad de Columbia para conseguir el doctorado en óptica y espectroscopia rotacional.

En 1956, Gould propuso el uso del bombeo óptico para estimular un máser, cuya idea fue deliberada con su inventor, el premio Nóbel Charles Townes, profesor en Columbia. Townes asesoró a Gould en la obtención de una patente, y acordó ser su testigo.

En noviembre de 1957, Gould se dio cuenta de la posibilidad de fabricar un resonador óptico eficiente, al disponer de dos espejos en forma de un interferómetro Fabry-Pérot. A diferencia de otros diseños que se habían sugerido, esta propuesta de llevarse a cabo, ocasionaría una emisión intensa, coherente. Siendo que las caras de la oquedad no precisarían ser reflectantes, el medio de ganancia podría ser fácilmente bombeado para lograr la inversión de población necesaria. Gould también sugirió el bombeo del medio a través de colisiones a nivel atómico, y anticipó varias de las aplicaciones potenciales que podría tener semejante ingenio.

gordon gouldGould anotó su análisis y propuso algunas aplicaciones en su libreta de laboratorio bajo el encabezamiento “Cálculos aproximados sobre la viabilidad de un LASER: Amplificación de Luz por Emisión Estimulada de Radiación, el primer empleo que se registra de este acrónimo. El cuaderno de Gould fue el primer manual para la construcción de un láser viable, y considerando lo que tenía entre manos lo llevó a una notaría para tener su trabajo certificado ante notario. Arthur Leonard Schawlow y Charles Townes descubrieron al margen de Gould la importancia del filtro de Faby-Pérot—unos tres meses más tarde—y denominaron al artefacto resultante un “máser óptico”. El dispositivo recibió en un principio el término dado por Gould en una conferencia en 1959, y fue adoptado a pesar de la negativa por parte de Schawlow y sus colegas.

Gould abandonó Columbia sin completar su doctorado y entró en la empresa Technology Research Group (TRG), en Long Island, que vio los beneficios en potencia del aparato y solicitó una beca del Departamento de Defensa para desarrollarlo. TRG recibió dicha beca, pero a Gould se le prohibió trabajar en el proyecto e incluso ver sus notas originales, ahora clasificadas, de nuevo debido a su breve flirteo con el comunismo.

Debido a la imposibilidad de cooperación por parte de Gould, TRG perdió la carrera por alcanzar la construcción de un láser funcional que sí conquistó Theodore Maiman en el Hughes Research Laboratories (Laboratorios de investigación Hughes).
laser5Gould y TRG comenzaron a solicitar patentes en las tecnologías desarrolladas. El primer par de aplicaciones, ambas archivadas en abril de 1959, incluían láseres basados tanto en resonadores ópticos Fabry-Pérot como bombeos ópticos, siendo éstos bombeados por colisiones en descarga gaseosa (como en láseres de neón-helio), amplificadores ópticos, conmutación Q, heterodino óptico, el empleo de cristales del ángulo de Brewster mediante control de polarización, y aplicaciones que incluían equipamiento para desencadenar reacciones químicas, medidores de distancia, comunicaciones y LIDAR. Schawlow and Townes también solicitaron una patente para el láser, la cual fue concedida en marzo de 1960. Gould y TRG iniciaron una demanda, basados en el precedente creado en su cuaderno certificado ante notario en 1957.

Charles H. Townes, Nikolái Básov y Aleksandr Prójorov compartieron el Premio Nobel de Física en 1964 por “los trabajos fundamentales en el campo de la electrónica cuántica”, los cuales condujeron a la construcción de osciladores y amplificadores basados en los principios de los máser-láser.

Frustrado por la falta de reconocimiento, Gould inició una batalla jurídica que se prolongaría durante décadas para obtener la aprobación de las 10 solicitudes de patentes que presentó en 1959. No obstante, debido a los grandes costes de las batallas legales, se vio obligado a renunciar al 80% de los derechos de autor en favor de las empresas que financiaron sus litigios. Ganó su primer juicio en 1977 En 1985, tras casi 30 años de litigios, Gould consiguió que la Corte Federal de Washington le concediera la patente. Gloud reclamó el dinero que tendría que haber obtenido de haber presentado el cuaderno de notas directamente, pero no empezó a cobrar derechos de autor hasta 1988, cuando la Oficina de Patentes finalmente admitió su demanda por la invención del láser de bombeo óptico.

Anuncios

Publicado el 17 julio, 2015 en Óptica, Física. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: