La primera transfusión de sangre de la Historia.

El  25 de julio de 1492, el Papa Inocencio VIII cayó en coma, por lo que se requirió de la sangre de tres niños varones  para administrársela a través de la boca (ya que en ese entonces no se conocía la circulación sanguínea) a sugerencia de un médico. A los niños de 10 años de edad se les prometió pagarles con un ducado de oro a cada uno y, sin embargo, tanto el Papa como los niños murieron.

trasfusionInocencio VIII padecía hidropesía, una insuficiencia renal crónica que en los últimos años de su vida lo mantenía prácticamente postrado en su lecho, con algunos momentos de lucidez y otros de autentico malestar. En sus últimos días apareció por Roma, un “médico judío” según unos, un “místico” según otros, que ofreció cambiar la sangre del viejo papa “por sangre de jóvenes plenos de vigor y salud”. Este judío aconsejó, tras hacerle varias sangrías, que el remedio para su enfermedad sería cambiar su sangre por una sangre más joven, y para ello encontraron a tres “voluntarios” cuyas familias dieron su consentimiento a cambio de un ducado de oro para que diesen voluntariamente la sangre al papa que estaba a las puertas de la muerte.

También se afirma que, para obtener la sangre de los niños, se les cortaron las carótidas (los degollaron). La extracción de sangre de los donantes, resultó, consecuentemente, en la muerte de todos, por hemorragia.

Se dice que la sangre fue extraída a los niños resultando en la muerte de los tres y que el precioso líquido le fue inyectado en las venas al Papa. Otra versión refiere que el pontífice solamente bebió la sangre (como un brebaje) pero que, cuando se dio cuenta de lo que le estaban haciendo tomar, ordenó perseguir al “médico judío” para someterlo a juicio. Sobre la causa de la muerte del pontífice, hay quien afirma que fue por una obstrucción circulatoria, a consecuencia de la transfusión.

Cuando se trató de detener al “médico judío”, éste había huido, desapareciendo para siempre.

Según la Organización Mundial de la Salud “Una transfusión de sangre es la transferencia de sangre o componentes sanguíneos de un sujeto (donante) a otro (receptor). Una transfusión de sangre puede salvar la vida del paciente, de ahí la necesidad de que los servicios de salud procuren mantener un suministro adecuado de sangre segura y garantizar que se utilice como corresponde”.

trasfusion2Lower practicó en 1666 la primera transfusión sanguínea de animal a animal; J.B. Dénis en 1667 las primeras de animal al hombre y James Blundell, a partir de 1818, las primeras homólogas humanas.

La primera demostración pública de una transfusión de sangre.  fue realizada por el médico de Londres y Oxford, doctor Richard Lower, en 1666 entre dos perros.

Lower tuvo éxito, uniendo con cánulas de plata la arteria carótida de un perro con la vena yugular de otro, que, a su vez, había sido sangrado exhaustivamente.

Este procedimiento devolvió la vida al animal.

La primera transfusión de sangre humana documentada fue administrada por el doctor Jean-Baptiste Denys, quien el 15 de junio de 1667 describió el caso de un enfermo de sífilis que murió después de haber recibido tres transfusiones de sangre de perro: «Estaba en el proceso exitoso de recibir la transfusión… pero algunos minutos después… su brazo se calentó, su pulso aceleró, el sudor brotó sobre su frente, se quejaba de fuertes dolores en los riñones y en el estómago, su orina era oscura, negra de hecho… luego murió…».

Dénis transfundió a un chico de 15 años que tenía un cuadro febril de dos meses de evolución asociado a una extrema debilidad, quizás ocasionada por las 20 sangrías que le habían efectuado por motivos terapéuticos. El “dador” fue un cordero sangrado de su arteria carótida, por un total de nueve onzas (270 ml). Visto el resultado feliz de esta primera transfusión humana, Dénis realizó el procedimiento tres veces más en los siguientes meses de 1667. La primera de estas transfusiones fue realizada a un receptor pago, “un poco loco”, que se sintió muy fuerte después del procedimiento. La segunda fue al hijo del embajador sueco en París. Éste fue transfundido dos veces, curando de su afección. La tercera fue a un paciente hemipléjico, desfalleciente, que murió poco tiempo después.

transfusion3Sin embargo, los experimentos de Denys con sangre de animales provocaron tal polémica en Francia que en 1670 se prohibieron las transfusiones. Al mismo tiempo, el Parlamento Británico e incluso el Papa hicieron lo mismo y durante casi 150 años no se realizaron más transfusiones de sangre. Hasta 1818, en que el Dr. James Blundell, un obstetra británico, se convirtió en pionero al realizar la primera transfusión de sangre entre humanos con éxito, para el tratamiento de la hemorragia postparto de una mujer. El donante fue su marido.

Anuncios

Publicado el 28 julio, 2015 en Medicina. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: