Uno de los químicos más importantes de todos los tiempos. El “gigante” Berzelius.

El 7 de agosto de 1848, fallecía el químico sueco Jöns Jacob von Berzelius (Östergötland, Suecia, 20 de agosto de 1779 – Estocolmo, 7 de agosto de 1848).

Junto con John Dalton,Antoine Lavoisier, y Robert Boyle, es considerado el padre de la química moderna.

berzelius  Se matriculó en la Universidad de Uppsala, donde aprendió la profesión de médico desde 1796 hasta 1801.

Fue catedrático de Botánica y Farmacia en Estocolmo en 1807 y desde 1815 a 1832 catedrático de Química en el Instituto Médico Quirúrgico Carolina de Estocolmo. Ingresó en la Academia de Ciencias de Estocolmo en 1808, y en 1818 se convirtió en su secretario vitalicio.

Su primer texto versó acerca de un análisis del agua: Nova analysis aquarum Medeviensium (1800). Poco después, y a consecuencia del descubrimiento de Volta, se ocupó de los efectos químicos de la corriente eléctrica, y, en Ensayo sobre el galvanismo (1802) demostró por vez primera la acción de los electrodos en los ácidos y las bases.

En un período de diez años estudió alrededor de dos mil compuestos químicos. Tomando el oxígeno como base de referencia (100) determinó el peso atómico de los demás elementos; los resultados fueron publicados en 1818 en una tabla de pesos atómicos de 42 elementos.

Este trabajo proporcionó la evidencia a favor de la teoría atómica de Dalton de que los compuestos químicos inorgánicos se componen de átomos combinados en cantidades enteras. Al descubrir que los pesos atómicos no son múltiplos enteros del peso de hidrógeno,como el del cloro 35,5 veces el peso atómico del hidrógeno, Berzelius también refutó la hipótesis de Prout que los elementos se construyen a partir de átomos de hidrógeno.

Desarrollo de una nueva notación científica: Desarrolló una nueva notación de los compuestos y elementos químicos anotando símbolos simples para cada uno de ellos. C = carbno, s= azufre, P = fósforo O= oxígeno, Fe= Hierro, H= hidrógeno y con proporciones señaladas por los números que acompañabana a los elementos. Siendo el mismo sistema que rige en la notación química actual, en la que el único cambio es que el número se anota como subíndice y él lo hacía como superíndice.

berzelius2En la época de Berzelius, John Dalton y otros químicos habían empezado a emplear una serie de símbolos para representar los átomos de los elementos: el oxígeno, por ejemplo, estaba indicado por un pequeño círculo, que en el hidrógeno llevaba un punto en el centro, y en el nitrógeno una rayita vertical. Sin embargo, el descubrimiento de tantos nuevos elementos hubiera llevado, de persistirse en el uso del citado sistema, a una gran confusión. Berzelius resolvió el problema proponiendo que los elementos fueran representados con la inicial o bien las dos primeras letras de su nombre latino; a esta racional simbología debe la química gran parte de su amplio desarrollo.

Fue el descubridor de los elementos cerio (1803), selenio (1817) y torio (1828), también consiguió aislar el silicio (1823), el circonio (1824) y el titanio (1825).

Berzelius fue el primero en hacer la distinción entre los compuestos orgánicos (aquellos que contienen carbono), y los compuestos inorgánicos.

Sus experimentos sobre la electrólisis le condujeron a proponer la teoría de que los compuestos están constituidos por una parte eléctricamente positiva y otra negativa, siendo ello aplicable tanto para compuestos inorgánicos como orgánicos. Berzelius creía que las sustancias orgánicas estaban compuestas por radicales al igual que las moléculas inorgánicas estaban formadas por átomos. Berzelius sostuvo que la fuerza que unía tanto a átomos como a radicales eran de carácter eléctrico, como así se demostró más tarde por lo que cada molécula debería estar cargada tanto positiva como negativamente.

Berzelius hizo suya la idea de que los radicales podían ser las unidades a partir de las cuales se construyesen las moléculas orgánicas. Creía que las moléculas orgánicas estaban formadas de radicales, igual que las moléculas inorgánicas estaban formadas de átomos individuales, y llegó a pensar que los radicales eran casi tan indivisibles e inmutables como los propios átomos.

Berzelius mantuvo que la fuerza que une a los átomos en una molécula inorgánica o en un radical orgánico era de naturaleza eléctrica (lo que finalmente acabaría siendo cierto). Cada molécula, pues, debía contener una parte positiva y una parte negativa, ya que sólo existía atracción entre los elementos de cargas opuestas. Berzelius estaba seguro también de que era imposible sustituir un elemento negativo por otro positivo sin cambiar drásticamente las propiedades del compuesto.

Se demostró que estaba equivocado en esta última afirmación. Auguste Laurent (14 de noviembre de 1807 – 23 de abril de 1853), consiguió sustituir por átomos de cloro algunos de los átomos de hidrógeno existentes en la molécula de alcohol etílico. Este experimento asestó el golpe mortal a la teoría de Berzelius, ya que el cloro se consideraba negativo y el hidrógeno positivo, y sin embargo se podía sustituir el uno por el otro sin que cambiasen de forma drástica las propiedades del compuesto.

La ira de Berzelius alejó a Laurent de los laboratorios más famosos, y, mientras Berzelius vivió, su versión de la teoría de los radicales siguió existiendo por la sola fuerza de su personalidad.

berzelius3A Berzelius también se le atribuyen nuevos términos empleados en química como catálisis, polímeros, isómero y alótropo, aunque sus definiciones originales difieren drásticamente de su uso moderno. Por ejemplo, acuñó el término “polímero” en 1833 para describir los compuestos orgánicos que comparten idénticas fórmulas empíricas, pero difieren en el peso molecular en general.

Su trabajo como investigador le condujo a la invención de técnicas consideradas hoy en día clásicas en cualquier laboratorio de análisis químico, como el uso de filtros de papel, desecadores y tubos de caucho.

Algunas de sus obras mas importantes son Ensayo sobre las proporciones determinadas con arreglo a las cuales se encuentran reunidos los elementos de la naturaleza inorgánica (1810), Ensayo sobre la teoría de las proporciones químicas y la influencia química de la electricidad (1819) y en especial su célebre Tratado de química (1808-1818)

Falleció el 7 de agosto 1848 en su casa en Estocolmo, donde había vivido desde 1806.

Anuncios

Publicado el 7 agosto, 2015 en Química. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: