El descubridor del níquel; Cronstedt.

El 19 de agosto de 1765, fallecía el mineralogista y químico sueco Axel Fredrik Cronstedt (23 de diciembre de 1722 – 19 de agosto de 1765).

cronstedtEn 1742 se graduó en la Universidad de Upsala y al poco tiempo fue nombrado profesor en la misma.

Cronstedt es uno de los fundadores de la mineralogía moderna y John Griffin lo describe como el fundador de esta disciplina por su tratado de 1827, A Practical Treatise on the Use of the Blowpipe, sobre el uso del soplete.

Fue discípulo de Georg Brandt, el descubridor del cobalto.

El níquel es un elemento químico de número atómico 28 y su símbolo es Ni, situado en el grupo 10 de la tabla periódica de los elementos.

Es un metal de transición de color blanco plateado con un ligero toque dorado, conductor de la electricidad y del calor, muy dúctil y maleable por lo que se puede laminar, pulir y forjar fácilmente, y presentando ferromagnetismo a temperatura ambiental.

El níquel tiene cinco isótopos naturales con masas atómicas de 58, 60, 61, 62, 64. También se han identificado siete isótopos radiactivos, con números de masa de 56, 57, 59, 63, 65, 66 y 67.

El níquel es un elemento bastante abundante, constituye cerca de 0.008% de la corteza terrestre y 0.01% de las rocas ígneas. En algunos tipos de meteoritos hay cantidades apreciables de níquel, y se piensa que existen grandes cantidades en el núcleo terrestre.

Dos minerales importantes son los sulfuros de hierro y níquel, pentlandita y pirrotita (Ni, Fe)xSy; el mineral garnierita, (Ni, Mg)SiO3.nH2O, también es importante en el comercio. El níquel se presenta en pequeñas cantidades en plantas y animales. Está presente en pequeñas cantidades en el agua de mar, el petróleo y en la mayor parte del carbón.

La mayor parte del níquel comercial se emplea en el acero inoxidable y otras aleaciones resistentes a la corrosión. También es importante en monedas como sustituto de la plata. El níquel finamente dividido se emplea como catalizador de hidrogenación.

cronstedt2El uso del níquel se remonta aproximadamente al siglo Isiglo IV a. C., generalmente junto con el cobre, ya que aparece con frecuencia en los minerales de este metal. Bronces originarios de la actual Siria tienen contenidos de níquel superiores al 2%. Manuscritos chinos sugieren que el «cobre blanco» se utilizaba en Oriente hacia 1700 al 1400 a. C.; sin embargo, la facilidad de confundir las menas de níquel con las de plata induce a pensar que en realidad el uso del níquel fue posterior, hacia el siglo IV a. C.

Los minerales que contienen níquel, como la niquelina, se han empleado para colorear el vidrio.

En 1751 Axel Frederik Cronstedt, intentando extraer cobre de la niquelina, obtuvo un metal blanco que llamó níquel, ya que los mineros de Hartz atribuían al «viejo Nick» (el diablo) el que algunos minerales de cobre no se pudieran trabajar; y el metal responsable de ello resultó ser el descubierto por Cronstedt en la niquelina, o Kupfernickel, diablo del cobre, como se llama aún al mineral en idioma alemán. Este nombre se debe a que el mineral tiene una apariencia similar a la del cobre (Kupfer, en alemán) y a que un duende travieso (nickel) que los mineros suponían era la causa de su incapacidad para extraer el cobre de dicho mineral.

Cronstedt también descubrió el mineral scheelita en 1751. Llamó tungsten a dicho mineral, que significa “piedra pesada” en sueco.  Posteriormente en 1779, Peter Woulfe, mientras estudiaba una muestra del mineral wolframita, (Mn, Fe) (WO4), predijo que debía de contener un nuevo elemento. Dos años después, en 1781, Carl Wilhelm Scheele y Torbern Bergman sugirieron que se podía encontrar un nuevo elemento reduciendo un ácido (denominado “ácido túngstico”) obtenido a partir del mineral scheelita (CaWO4)

En 1783, en España, los hermanos Juan José Elhúyar y Fausto Elhúyar encontraron un ácido, a partir de la wolframita, consiguieron aislar el nuevo elemento mediante una reducción con carbón vegetal,

En 1820 el químico sueco Berzelius obtuvo wolframio mediante una reducción con hidrógeno.

En 1756, Cronstedt acuñó el término zeolita después de calentar el mineral estilbita con una llama de soplete. Observó que se producían grandes cantidades de vapor de agua que había sido adsorbida por el material. Con base en esto, llamó zeolita al material, donde el ζέω griego (zeo) significa “hervir” y λίθος (lithos) significa “piedra”.

cronstedt3Las Zeolitas o Ceolitas son minerales aluminosilicatos microporosos que destacan por su capacidad de hidratarse y deshidratarse reversiblemente.

La zeolitas naturales ocurren tanto en rocas sedimentarias, como volcánicas y metamórficas.

Suelen ser utilizados y vendidos como adsorbentes comerciales.

Tras el fallecimiento de Cronstedt el 19 de agosto de 1765 en Estocolmo, dejó como legado sus libros que revolucionaron la mineralogía.

En su memoria en 1821 se nombró cronstedita un nuevo mineral descubierto en esta fecha.

Anuncios

Publicado el 19 agosto, 2015 en Química. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: