Historias de gigantes (IX). La primera Enciclopedia de la Historia; Plinio el viejo.

El 25 de agosto del año 79 d.c., fallecía el escritor, científico, naturalista y militar latino Gayo Plinio Segundo (en latín: Gaius Plinius Secundus), conocido como Plinio el Viejo (Comum (la actual Como, en Italia), 23 d.c. – Estabia (hoy Castellammare di Stabia), 25 de agosto de 79 D.C.).

plinio

Su obra “Naturalis Historia”, es considerada la primera enciclopedia de la Historia y una de las publicaciones científicas más importantes de todos los tiempos.

Tras estudiar en Roma, a los veintitrés años inició su carrera militar en Germania, que habría de durar doce años. Llegó a ser comandante de caballería antes de regresar a Roma, en el año 57 D.C., para entregarse al estudio y el cultivo de las letras.

En Roma, Plinio estudió botánica en el jardín de Antonio Castor y conoció los antiguos árboles-lotos en los terrenos que habían pertenecido en su día a Craso.

Bajo la influencia de Séneca, llegó a ser un estudiante apasionado de la filosofía y la retórica. Cursó estudios de jurisprudencia en Roma aunque se dedicó al estudio académico y la escritura. Entre los años 70 y 72 D.C. fue procurador, o recaudador de impuestos imperiales en Hispania.

Fue autor de algunos tratados de caballería, una historia de Roma y varias crónicas históricas entre las que destacan De iaculatione equestri, un tratado sobre el uso del venablo; Studio sus, tres libros sobre la formación de un joven orador; Dubius Sermo, un tratado sobre las declinaciones y las conjugaciones latinas en ocho volúmenes; una obra histórica en veinte volúmenes sobre las guerras germánicas.

Completó una Historia de su tiempo en 31 libros, que tratando desde el reinado de Nerón hasta el de Vespasiano, no quiso que se publicara hasta después de su muerte (Naturalis Historia, Prefacio 20). Esta obra es citada por Tácito (Anales XIII. 20, XV. 53; Hist. III. 29) y tuvo influencia sobre Suetonio y Plutarco.

plinio2Por desgracia de su obra sólo se ha conservado la “Naturalis Historia”. De los demás escritos solo tenemos referencias de diversos autores y de su obrino Plinio el Joven, que enumera todas las obras de Plinio el Viejo, en una carta a Tácito.

Esta obra está dividida en treinta y siete libros, organizados en diez volúmenes y su temática no se limita a lo que hoy conocemos como historia natural; como lo indica el mismo escritor, pretende abarcar “el mundo natural, o la vida”. Abarca temas que incluyen astronomía, matemáticas, geografía, etnografía, antropología, fisiología humana, zoología, botánica, agricultura, horticultura, farmacología, minería, mineralogía, escultura, pintura y piedras preciosas.

La obra se divide en nueve secciones:

Libro II: Cosmos.
Libros III-VI: Geografía.
Libro VII: Antropología.
Libros VIII-XI: Animales.
Libros XII-XIX: Vegetales.
Libros XX-XXVII: Fármacos vegetales y su uso médico.
Libros XVIII-XXII: Animales y su uso médico..
Libros XXXIII-XXXVII: Minerales y su uso médico; arquitectura.

En esta obra, considerada como la primera enciclopedia de la historia, Plinio quiso reunir un verdadero compendio  de sabiduria al servicio de todos los hombres, de su presente y del futuro.

En principio la formaban 36 libros aunque en su forma actual, la Historia Natural consta de 37 libros; el primero incluye un prefacio descriptivo y tablas de los contenidos, así como una lista de sus fuentes, que originalmente precedía a cada uno de los libros editados por separado. Este libro fue añadido posteriormente y su confección se debe a Plinio el Joven quien heredó todos sus manuscritos al morir su tío.

En el prefacio, el autor afirma haber recogido 20 000 hechos recolectados de unos 2000 libros y de 100 autores selectos. Las listas que todavía existen de sus fuentes ascienden a mucho más de 400, incluyendo 146 romanos y 327 griegos, así como otras fuentes de información. Las listas, como regla general, siguen el orden del tema de cada libro.

Hacia la mitad del siglo III, un resumen de las partes geográficas de la obra de Plinio fue realizado por Solino, y al inicio del siglo IV, los pasajes sobre medicina fueron reunidos en los Medicina Plinii. A comienzos del siglo VIII, Beda el Venerable poseía un manuscrito de toda la obra. En el siglo IX, Alcuino envió a Carlomagno un ejemplar de los primeros libros (Epp. 103, Jaffé); y Dicuil reunió extractos de las páginas de Plinio para su Mensura orbis terrae (c. 825).

Plinio fue un autor muy leido tanto en la época romana como durante la Edad Media, gracias a lo cual nos han llegado unos 200 manuscritos lo que nos ha permitido conocer el texto completo de su obra. Plinio fue uno de los grandes autores redescubiertos durante el Quattrocento italiano y durante el siglo XVI en el resto de Europa,  tomándole como ejemplo y copiando la estructura de su obra para nuevas reproducciones.

Los códices más antiguos entre los que se encuentra el códice Salmacitense (que contiene los libros I al XV) corresponden a los escritos entre los siglos V al XI. Otros más recientes se conocen como recentiores entre los que se halla el códice Toledano, manuscrito del siglo XIII.

Se tiene la certeza de al existencia de quince ediciones incunables de esta obra realizada por seis estudiosos distintos.

La editio princeps de la obra fue publicada por J. de Spira en Venecia en 1469 con una tirada de 100 ejemplares. Sólo un año después, en 1470 Giovanni Andrea Bussi ya había vuelto a editar la obra que fue reimpresa en Venecia en 1472 por Nicolas Jenson.

plinio3En Parma Niccolò Perotto, arzobispo de Manfredonia y Siponto y miembro de la Academia de Bessarion preparó otra impresión de la Naturalis historia entre 1470 y 1473 en Parma. Filippo Beroaldo el Viejo hizo otro tanto en 1476 siendo reimpresa en 1479, 1480, 1481, 1483, 1487 y 1491.

Los últimos de la época incunable serían A. y J. Britanico en sendas ediciones en 1496 y Giovanni Battista Palmieri en 1497 y 1499.

El 24 de agosto de 79, cuando se produce la erupción del Vesubio que sepultó a Pompeya y Herculano,Plinio se encontraba en Miseno. Queriendo observar el fenómeno más de cerca y deseando socorrer a algunos de sus amigos que se encontraban en dificultades sobre las playas de la bahía de Nápoles, atravesó con sus galeras la bahía llegando hasta Estabia (actual Castellammare di Stabia), donde murió, posiblemente asfixiado, a la edad de 56 años (Plinio el Joven, Cartas: Gayo Plinio a Cornelio Tácito, VI).

Anuncios

Publicado el 25 agosto, 2015 en Historias de "gigantes". Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Acceso ¡¡¡ Público!!! a las obras digitalizadas de Plinio el viejo.
    http://www.cervantesvirtual.com/FichaAutor.html?Ref=11307

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: