El descubridor de la fotosíntesis; Ingenhusz.

El  7 de septiembre de 1799, fallecía el médico y botánico británico de origen neerlandés Jan Ingenhusz  (8 de diciembre de 1730 – 7 de septiembre de 1799).

IngenhouszRealizó estudios de medicina, en Breda y Leiden, y posteriormente completó estudios en París y Edimburgo. Retornó a Breda, donde trabajó como médico en una consulta privada. Ingenhousz frecuentó a grandes científicos como Joseph Priestley (1733-1804) y Benjamin Franklin (1706-1790).

Posteriormente se instaló en Inglaterra y trabajó en un hospital. Se convirtió en uno de los primeros defensores de la inoculación de la vacuna contra la viruela.

En 1768 se trasladó a Viena para practicar dicha inoculación a la familia real austríaca, y poco después ejerció como médico de la corte, cargo que ocupó durante más de diez años.

Regresó a Londres y se sintió atraído por la electricidad, la conducción del calor, y la química. Pero especialmente por un elemento químico en concreto, el oxígeno.

El oxígeno había sido descubierto entre 1771 y 1772 por el químico sueco Carl Wilhelm Scheele (9 de diciembre de 1742, Stralsund – 21 de mayo de 1786, Köping), aunque errónaemanet dicho descubrimiento se le atribuye al también químico británico Joseph Priestley. Sceele lo aisló en 1771 y 1772 calentando distintas sustancias que le dejaban en libertad con facilidad, entre ellas el óxido de mercurio. Scheele llamó al gas «aire del fuego», porque era el único apoyo conocido para la combustión. Sin embargo la publicación de su único libro Chemische Abhandlung von der Luft und der Feuer (Tratado químico del aire y del fuego), en el que describía el nuevo elemento no fue publicado hasta 1777, pese a haber sido enviado a su editor en 1775. Un error histórico.

El 1 de agosto de 1774, el clérigo británico Joseph Priestley (24 de marzo de 1732 – 6 de febrero de 1804) realizó un experimento en el que enfocó la luz solar sobre óxido de mercurio (II) (HgO) en el interior de un tubo de cristal, que liberó un gas que él llamó «aire desflogisticado» según la teoría del flogisto en vigor en ese momento.

Priestley experimentó con el nuevo gas. Pasó cierto tiempo hasta que descubriera que aquel “aire” que había preparado con el óxido de mercurio era mejor que el aire común para la respiración. Lo hizo respirar por ratones y también lo probó él mismo. Priestley sabía por sus propios experimentos que un ratón adulto sobrevivía quince minutos en un recipiente sellado con aire en su interior. Cuando colocaba a otro animal en el mismo recipiente lleno con el nuevo “aire”, el ratón era capaz de resistir durante media hora.

Por esto es que Priestley concluyó que el nuevo aire contenía muy poco o nada de flogisto y que por ese motivo era capaz de extraer el flogisto presente en otras sustancias aun en aquellos casos en que su presencia fuera muy escasa. Por eso el aire recién descubierto fue denominado aire deflogisticado. El otro componente gaseoso del aire ordinario recibió el nombre de aire flogisticado.

Jan Ingenhusz2Con sus experimentos sobre la mesa, Priestley dio por hecho en seguida que este aire que había descubierto se trataba el responsable de la respiración de los humanos y animales, así como de la combustión.

Pero pese a esto, los conocimientos limitados de química de Priestley le jugaron una mala pasada en los razonamientos, haciéndole pensar que el aire descubierto se trataba de aire deflogisticado.

Fue Lavoisier quién condujo los primeros experimentos cuantitativos adecuados sobre la oxidación y dio la primera explicación correcta acerca del funcionamiento de la combustión. Usó estos y otros experimentos similares que comenzaron en 1774 para desacreditar la teoría del flogisto y para demostrar que la sustancia descubierta por Priestley y Scheele era un elemento químico. Lavoisier repitió los experimentos de Priestley y ante los resultados no tuvo duda de que el aire descubierto no era aire deflogisticado, sino el “principio activo” de la atmósfera. Con una serie de experimentos demostró que este aire se encontraba en el aire común en una proporción del 20%, y demostró que era el culpable de la combustión, la oxidación y la respiración.

Entre los muchos descubrimientos de Lavoisier, los que tuvieron más impacto fueron sus estudios de los procesos vegetales que se relacionaban con los intercambios gaseosos cuando los animales respiran (1783). Trabajando con el matemático Pierre Simon Laplace, Lavoisier encerró a un caballo durante unas 10 horas en una jarra que contenía oxígeno y midió el dióxido de carbono producido. Midió también la cantidad de oxígeno consumido por un hombre en actividad y reposo. Con estos experimentos pudo mostrar que la combustión de compuestos de carbono con oxígeno es la fuente real del calor animal y que el consumo de oxígeno se incrementa durante el trabajo físico.

Ingenhousz se interesó en los vegetales, y descubriendo el rol de la luz en la fotosíntesis y por ello se le considera descubridor de dicho fenómeno.

La fotosíntesis (del griego antiguo φῶς-φωτός [fos-fotós], ‘luz’, y σύνθεσις [sýnthesis], ‘composición’, ’síntesis’) es la conversión de materia inorgánica en materia orgánica gracias a la energía que aporta la luz. En este proceso la energía lumínica se transforma en energía química estable, siendo el adenosín trifosfato (ATP) la primera molécula en la que queda almacenada esta energía química. Con posterioridad, el ATP se usa para sintetizar moléculas orgánicas de mayor estabilidad. Además, se debe de tener en cuenta que la vida en nuestro planeta se mantiene fundamentalmente gracias a la fotosíntesis que realizan las algas, en el medio acuático, y las plantas, en el medio terrestre, que tienen la capacidad de sintetizar materia orgánica (imprescindible para la constitución de los seres vivos) partiendo de la luz y la materia inorgánica.

Ingenhousz dirigió numerosos experimentos dedicados al estudio de la producción de oxígeno por las planta. Algunos de sus mayores logros fueron el descubrimiento de que las plantas, al igual que sucedía con los animales, viciaban el aire tanto en la luz como en la oscuridad; que cuando los vegetales eran iluminados con luz solar, la liberación de aire cargado con oxígeno excedía al que se consumía y la demostración que manifestaba que para que se produjese el desprendimiento fotosintético de oxígeno se requería de luz solar. También concluyó que la fotosíntesis no podía ser llevada a cabo en cualquier parte de la planta, como en las raíces o en las flores, sino que únicamente se realizaba en las partes verdes de ésta. Como médico que era, Jan Ingenhousz aplicó sus nuevos conocimientos al campo de la medicina y del bienestar humano, por lo que también recomendó sacar a las plantas de las casas durante la noche para prevenir posibles intoxicaciones

ingenhosuz3Publicó sus experiencias en en 1779 en su obra “ Experiments Upon Vegetables, Discovering Their Great Power of Purifying the Common Air in Sunshine e Injuring It in the Shade and at Night” ( “Experimentos sobre vegetales. Descubriendo su gran poder para purificar el aire común a la luz del sol y de corromperlo a la sombra o a la noche”). En esta obra se describe por primera vez que, en presencia de la luz solar, las plantas dan origen a burbujas desde sus partes verdes mientras que, en la oscuridad, la generación de burbujas se detiene. Además, Ingenhousz señaló que en la oscuridad las plantas producen dióxido de carbono mientras que las “burbujas” que producen en la luz están compuestas de oxígeno. Descubrió, asimismo, que la cantidad de oxígeno producida durante la exposición a la luz era mayor que la cantidad de dióxido producido durante la exposición a la oscuridad. Esto demostraba que parte de la masa de las plantas provenía también del aire y no solo del suelo como se suponía hasta ese momento.

Entre sus obras, también destacan: An Essay on the Food of Plants and the Renovation of soils ( Un ensayo sobre la Alimentación de las Plantas y la Renovación de los Suelos), 1796 y Nouvelles expériences et observations sur divers objets de physique, 1785.

Anuncios

Publicado el 7 septiembre, 2015 en Biología, Química. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: