Y sin embargo…; el “gigante” Galileo.

El 8 de enero de 1642, fallecía uno de los mayores “gigantes” de la Historia de la Ciencia; el astrónomo, filósofo, ingeniero, matemático y físico italiano Galileo Galilei (Pisa, 15 de febrero de 1564 – Arcetri, 8 de enero de 1642).

Ha sido considerado como el “padre de la ciencia moderna” y el primer divulgador científico de la historia. Es, sin duda, una de las figuras clave de la revolución científica del Renacimiento.

galileoGalileo comenzó su formación en su casa de mano de sus padre músico y matemático florentino Vincenzo Galilei. A los diez años ingresó en el convento de Santa María de Vallombrosa. En 1585 comienza sus estudios de matemáticas, medicina y filosofía en la Universidad de Pisa. Accede a las matemáticas de Euclides, que serían fundamentales en su posterior desarrollo científico. En ésta época ya comienza a mostrar su rechazo hacia las posturas aristotélicas hegemónicas en la época, decantándose hacia la experimentación y negando el valor de la metafísica.

Retorna a Florencia en 1585, sin haber obtenido ningún título universitario. Ya por esa época había hecho notables descubrimientos; la ley de la isocronía de los péndulos, el baricentro de los cuerpos, el desarrollo de una balanza hidrostática basada en la desarrollada por Arquímedes con anterioridad o la invención de un primitivo pulsómetro.

En 1589, ingresa como catedrático de matemáticas en la Universidad de Pisa. De esta época datan sus primeros estudios sobre el movimiento, intentando demostrar, tal y como postulaba Arquímedes, que la velocidad de caída de los objetos depende únicamente de su densidad y no de su peso. Pese a la leyenda se cree que es poco probable que dejase caer objetos desde la Torre de Pisa para comprobar sus resultados experimentales (y mos dos balas de cañón como se afirma). Pero sí se sabe que construyo un plan inclinado midiendo la velocidad de descenso de bolas con diferentes densidades y calculando el tiempo de recorrido de éstas mediante un reloj de agua.

En 1592 abandonará su puesto en la Universidad de Pisa, por los paupérrimos ingresos, aceptando el puesto de profesor de geometría, mecánica y astronomía ofrecido por la Universidad de Padua donde permanecería hasta 1610. En 1595, ya en Padua, muestra sus primeras aproximaciones al copernicanismo, al presentar una explicación de las mareas basadas en un ciclo diario y anual del movimiento de la Tierra.

En Padua comenzará asimismo, sus estudios sobre arquitectura militar y topografía entre otras materias. En 1604, el considerado “annus mirabillis” de Galileo descubre la ley del movimiento uniformemente acelerado. En 1606, presenta su primera obra Operaciones del compás geométrico y militar, donde presenta invenciones como una máquina para elevar agua que utilizaba caballos como fuerza motriz , un termoscopio (tratándose del primer aparato de la historia que permitía la comparación objetiva el nivel de calor y de frío, antecesor del moderno termómetro) y un procedimiento mecánico de cálculo.

galileo3En 1609, a través de una carta enviada por su antiguo alumno Jacques Badovere, tiene constancia de la existencia de un invento que cambiaría su vida y la Historia. En Holanda, Lipperhey, había construido un aparato que permitía ver objetos a grandes distancias e incluso estrellas invisibles a simple vista. Se trataba del telescopio. Galileo sin tener más información que la proporcionada por Badovere, se decide a construir su propio telescopio. Pero Galileo conseguiría un telescopio perfeccionado; sus aumentos eran de 6 veces (el doble que el original, aunque en posteriores versiones conseguiría alcanzar ya los 9 aumentos), no deforma los objetos y gracias a una lente divergente proporcianaba la imagen al derecho y no invertida, lo que dificultaba mucho la visión.

El 21 de agosto de 1609, la plaza San Marco, Galileo ofrece su invento al Senado de Venecia y lega los derechos a la República de Venecia. Al parecer los miembros del Senado pudieron ver la isla de Murano situada a 2 km y medio. El Senado se entusiasmo con las posibles aplicaciones militares del objeto, por lo que premiaron a Galileo duplicándole su sueldo y ofreciéndole un puesto de trabajo vitalicio en la Universidad de Papua. La suerte de Galileo había cambiado.

El nuevo invento, que iría perfeccionando poco a poco, le otorgó grandes logros en el campo de la astronomía. Aunque el mismo reconocería en marzo de 1610 (y que corroboraría Keppler) que de los aproximadamente 60 telescopios que había construido, muy pocos resultaban adecuados para las labores astronómicas, debido a sus escasos conocimientos en óptica.

El 7 de enero de 1610 Galileo Galilei observa cuatro de las lunas de Júpiter a través de su telescopio; Calixto, Europa, Ganímedes e Ío. Galileo llamará a estos satélites por algún tiempo los “astros mediceos” I, II, III y IV, en honor de Cosme II de Médicis, su antiguo alumno y gran duque de Toscana. Éste le recompensa con el nombramiento de Filósofo y Matemático del Gran Duque.

Galileo consideraba que Júpiter y sus satélites eran una modelización del Sistema Solar, lo que considera un dato fundamental para poder demostrar que las órbitas de cristal de Aristóteles no existen y que todos los cuerpos celestes no giran alrededor de la Tierra. Ponía en cuestión la Teoría geocéntrica adoptada por los ptolomeicos. El 10 de abril, muestra estos astros a la corte de Toscana, siendo todo un éxito. Keppler le ofrece su apoyo sin reservas y Galileo le regala una lente con la que el mismo Keppler podrá corroborar, en septiembre, las teorías de Galileo.

galileo5El 4 de marzo de 1610, Galileo publica en Florencia sus descubrimientos dentro de El mensajero de las estrellas (Sidereus nuncius), resultado de sus primeras observaciones estelares. Se trataba del primer tratado científico basado en observaciones astronómicas realizadas con un telescopio. Galielo postulaba que las nebulosas y la propia Vía Láctea estaban formadas por conjuntos de estrellas contrariamente a lo expuesto por Ptolomeo en el Almagesto.

Pero los descubrimientos de Galileo continuarían. De esta forma el 7 de diciembre de 1610, Galileo observa, (ya con un telescopio de 20 aumentos) por primera vez, la superficie irregular de la Luna, descubriendo sus cráteres y montañas.

Galileo denominó “mares” a las manchas oscuras y permanentes que observaba e incluso llegó a medir las alturas de algunos accidentes por la longitud de sus sombras, obteniendo cifras un poco más elevadas que las reales.

En contra de las tesis Aristotélicas, los objetos celestes no son formas perfectas, presentan irregularidades. Otro golpe a las Teorías mayoritarias de la época.

El 11 de diciembre de 1610, comprobó que el planeta Venus tenía fases como la Luna, este dato fue el definitivo para rebatir la tesis geocéntrica ptoloméica.

El 29 de marzo de 1611 es invitado por el cardenal Maffeo Barberini (el futuro Papa Urbano VIII) a presentar sus descubrimientos al Colegio pontifical de Roma . Asimismo realiza su exposición en la primera Sociedad científica moderna La Academia Lincei, fundada en 1603 por Federico Cesi, a la que se verá unido para siempre y que se hará cargo de la publicación del resto de sus obras.

Aunque parecían tiempos gloriosos para Galileo, la tormenta no tardaría en desatarse. Pese a que el 24 de abril de 1611, mismismo Colegio Romano, confirma al cardenal Belarmino que las observaciones de Galileo son exactas sus enemigos se organizan. El propio cardenal Belarmino ordena al Tribunal de la Santa Inquisición la apertura de una investigación sobre Galileo y sus ideas en junio de 1611, apenas dos meses después del informe emitido por el Colegio Romano.

Los años siguientes serán duros para Galileo. Los ataques se sucederán hasta que finalmente el 16 de febrero de 1616 es convocado por el Santo Oficio. La teoría copernicana, defendida por Galileo, es condenada como “una insensatez, un absurdo en filosofía, y formalmente herética”. Resulta un golpe durísimo a las ideas de Galileo. El 25 y 26 de febrero de 1616, la censura es ratificada por la Inquisición y por el papa Paulo V.

El 22 de febrero de 1632, Galileo, publica en Florencia su diálogo de los Massimi sistemi (Diálogo sobre los principales sistemas del mundo). Lo publica además en italiano, en contra del criterio habitual de publicarlo en latín, por lo que se le considera un precursor de la divulgación científica. En el libro, escrito en forma de dialogo entre tres interlocutores, Salviati, Simplicio y Sagrado, se critican duramente los postulados ptoloméicos y aristotélicos comparándolos con los copernicanos.

Tal “osadía” le costaría muy cara a Galileo que tenía prohibido desde 1616 escribir al respecto.

El 12 de abril de 1633, la teoría heliocéntrica propuesta por Galileo Galilei, es declarada herética por la Inquisición romana, el Santo Oficio.

“Y no se puede responder que esto no es materia de fe, porque si no es materia de fe ex parti obiecti (respecto al objeto) es materia de fe ex parte dicentis (por quien lo dice). Y tan herético sería como quien dijera que Abraham no tuvo dos hijos y Jacob doce, o quien dijera que Cristo no nació de Virgen. — Cardenal Belarmino”, “Carta a Foscarini”. Opere XII, pp. 171–172.

Y finalmente, tras un juicio irregular el 22 de junio del año 1633, en el convento romano de Santa Maria sopra Minerva, Galileo fue obligado por la Inquisición a negar su herejía: que la Tierra gira alrededor del Sol.

Es la conocida como la abjuración de Galileo Galilei, uno de los episodios más tristes de la Historia de la Ciencia.

Fue obligado a pronunciar de rodillas la abjuración de su doctrina ante la comisión de inquisidores, bajo las órdenes del papa Urbano VIII, que había sido su amigo y que había sentido una profunda admiración por Galileo.

galileo2“Yo, Galileo, hijo de Vincenzo Galileo de Florencia, a la edad de 70 años, interrogado personalmente en juicio y postrado antre vosotros, Eminentísimos y Reverendísimos Cardenales, en toda la República Cristiana contra la herética perversidad Inquisidores generales; teniendo ante mi vista los sacrosantos Evangelios, que toco con mi mano, juro que siempre he creído, creo aún y, con la ayuda de Dios, seguiré creyendo todo lo que mantiene, predica y enseña la Santa, Católica y Apostólica Iglesia.

Pero, como, después de haber sido jurídicamente intimado para que abandonase la falsa opinión de que el Sol es el centro del mundo y que no se mueve y que la Tierra no es el centro del mundo y se mueve, y que no podía mantener, defender o enseñar de ninguna forma, ni de viva voz ni por escrito, la mencionada falsa doctrina, y después de que se me comunicó que la tal doctrina es contraria a la Sagrada Escritura, escribí y di a la imprenta un libro en el que trato de la mencionada doctrina perniciosa y aporto razones con mucha eficacia a favor de ella sin aportar ninguna solución, soy juzgado por este Santo Oficio vehementemente sospechoso de herejía, es decir, de haber mantenido y creído que el Sol es el centro del mundo e inmóvil, y que la Tierra no es el centro y se mueve (…)”

Giuseppe Baretti afirmó que después de la abjuración Galileo dijo la famosa frase “Eppur si mueve” (“Y sin embargo se mueve”), no deja de ser un mito, ya que no hay ninguna otra referencia a ésta afirmación.

Desde diciembre de 1633 a 1638, Galileo es obligado a quedar confinado en su residencia, bajo arresto domiciliario. Pese a lo cruel de la sentencia,  había tenido “suerte. Su inquisidor, el cardenal Bellarmino, se había hecho cargo en 1598 asimismo del proceso inquisitorial contra Giordano Bruno, llevando a éste a morir quemado en la hoguera.

Pese a ello su obra se extenderá por Europa en su forma latinizada, especialmente en Francia. Finalmente en 1638, será publicada en Leiden, por Louis Elsevier su “Discursos sobre dos nuevas ciencias” su última obra.

El 8 de enero de 1642, Galileo, que ya se había quedado ciego en 1638, muere en Arcetri a la edad de 77 años.

Anuncios

Publicado el 8 enero, 2016 en Astronomía, Física, Inventos e inventores. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: