El auténtico descubridor del vanadio; Andrés Manuel del Río.

El 23 de marzo de 1849, fallecía el científico hispano-mexicano Andrés Manuel del Río Fernández (Madrid, 10 de noviembre de 1764 — Ciudad de México, 23 de marzo de 1849).

manuel del rioDel Río inició sus estudios de secundaria en el Instituto de San Isidro de Madrid

Sus estudios superiores los realizó en la Universidad de Alcalá de Henares donde estudió química analítica y metalurgia. Tras graduarse en 1780, ingresaría en la la Escuela de Minería de Almadén en 1782.

Ampliaría sus estudios en París donde permanecería desde 1785 hasta 1789, cuando se trasladaría a la escuela de Minas de Freiberg en Sajonia actual Alemania, el centro docente especializado en minería más antiguo del mundo. Allí conocería dos de las personas que más influencia tendrían a lo largo de su vida, el geógrafo alemán Alexander von Humboldt  (Berlín, Alemania, 14 de septiembre de 1769 – 6 de mayo de 1859) y al mineralogista alemán Abraham Gottlob Werner ( 1750-1817).

Continuaría sus estudios en la Real Escuela de Minería de Schemnitz, actual Eslovaquia. En 1791, visitaría brevemente las minas inglesas, y hasta 1793 permanecería en París, donde conocería al químico francés Antoine Lavoisier (París, 26 de agosto de 1743-ibídem, 8 de mayo de 1794).

En 1795, se trasladaría a Mexico, tras aceptar el nombramiento para la Cátedra de mineralogía del Colegio de Minería de México. Allí coincidiría de nuevo con von Humboldt y con otra persona muy importante para Del Río, el químico e ingeniero de minas español Fausto Fermín D´Elhuyar y De Lubice (Logroño, 11 de octubre de 1755 – Madrid, 6 de febrero de 1833) el codescubridor en 1783 junto a su hermano Juan José del wolframio (tungsteno).

Ese mismo año, publicaría la primera edición de su magna obra “ Elementos de Orictognosia o del conocimiento de los fósiles, dispuestos según los principios de A.G. Werner, para el uso del Real Seminario de Minería de México”, el primer libro de mineralogía escrito en el continente americano.

Del Río fue elegido diputado por Nueva España a las Cortes españolas de 1820. Tras la guerra con España. El nuevo gobierno independiente decretó en 1829 la expulsión de los españoles residentes en el país. Por sus ideas liberales y favorables a la independencia a Del Río se le eximió de tal medida.

Sin embargo, la decisión no gustó a Del Río y como acto de solidaridad con los expulsados del país, entre ellos su amigo D´Elhuyar, optó por un exilio voluntario de cuatro en la ciudad estadounidense de Filadelfia. En esta ciudad, en 1832, publicaría la segunda edición de su obra “Elementos de Orictognosia, o del conocimiento de los fósiles según el sistema de Bercelio; y según los principios de Abraham Góttlob Wérner, con la sinonimia inglesa, alemana y francesa, para uso del Seminario Nacional de Minería de México”.

En Filadelfía sería nombrado miembro de la Sociedad Filosófica de Filadelfia y presidente de la Sociedad Geológica de Filadelfia.

Regresaría a México en 1834 donde volvería a hacerse cargo su cátedra de Mineralogía.

En 1841 escribiría su “Manual de Geología”, donde describe la flora y fauna fósiles de México o como el mismo subtitulaba “Manual de geología : extractado de la Lethaea geognóstica de Bronn, con los animales y vegetales perdidos, o que ya no existen, más característicos de cada roca y con algunas aplicaciones a los criaderos de esta República, para uso del Colegio Nacional de Minería por el ciudadano Andrés Manuel del Río”.

manuel del rio5Del Río también descubriría la aleación natural de oro y rodio y el seleniuro de mercurio en 1829.

Dirigió laferrería en Coalcomán, en la vieja Provincia de Michoacán, la instalación de la primera fundición de hierro y acero a escala industrial de Sudamérica que empezaría a producir hierro de buena calidad el 29 de abril de 1807.

Sería miembro fundador del Palacio de Minería (Colegio de Minería) y sentaría las bases para la creación de lo que hoy es el Instituto de Geología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) que sería inaugurada el 22 de septiembre de 1910.

Andrés Manuel del Río Fernández fallecería en Ciudad de México el 23 de marzo de 1849, a los 84 años de edad.

En 1964 la Sociedad Química de México instauró el Premio Nacional de Química Andrés Manuel del Río, que “tiene como finalidad hacer un reconocimiento público nacional a la labor realizada por profesionales de la Química que hayan contribuido de manera extraordinaria a elevar la calidad y el prestigio de la profesión Química en México, de acuerdo a los objetivos de la Sociedad Química de México, A.C.” Se entrega anualmente.

Del Río pasará a la Historia por el descubrimiento de un nuevo elemento químico. En 1801, cuando estudiaba muestras de un yacimiento de plomo en una mina cercana a Real del Monte y Pachuca, en el actual municipio de Zimapán, Hidalgo (México).

Del Río extrajo el elemento de una muestra de plomo “marrón” de mineral mexicano, más tarde llamado Vanadinita. Encontró que sus sales presentaban una gran variedad de colores, y como resultado llamó al elemento panchromium (en griego: παγχρώμιο que significa “todos los colores”). Como anécdota el nuevo elemento se denominó originariamente “Zimapanio” por la localidad de su hallazgo. Más tarde, Del Río cambió el nombre del elemento a Erythronium (en griego: ερυθρός que significa “rojo”).

Del Río enseguida se percató de la importancia de su descubrimiento, sin embargo en 1805, el químico francés Hippolyte Victor Collet – Descotils (Caen, 21 de noviembre de 1773 – París, 6 de diciembre de 1815), uno de los precursores en el descubrimiento del iridio en 1803 y el primer científico en haber confirmado la existencia del elemento cromo descubierto en 1797 por el químico francés Louis Nicolas Vauquelin (16 de mayo de 1763 – 14 de noviembre 1829) desestimó el hallazgo de Del Río, declarándolo incorrectamente como una muestra impura de cromo. Alexander von Humboldt apoyó a Collet – Descotils en su decisión y Del Río tuvo que retractarse de su afirmación.

Treinta años después del descubrimiento de Del Río, en 1831, el químico sueco discípulo de Berzelius, Nils Gabriel Sefström, (2 de junio de 1787- 30 de noviembre de 1845) mientras estudiaba minerales asociados al acero, “redescubrió” el mismo elemento y lo hizo publico en su artículo “Ueber das Vanadin, ein neues Metall, gefunden im Stangeneisen von Eckersholm, einer Eisenhütte, die ihr Erz von Taberg in Småland bezieht”. Annalen der Physik und Chemie 97: 43–49; 1831.

manuel del rio2Sin embargo, esta vez la suerte sí estuvo al lado de Del Río y encontró un importante aliado que lo apoyo como descubridor original, el químico alemán Friedrich Wöhler (Eschersheim, Fráncfort del Meno, 31 de julio de 1800 – Gotinga, 23 de septiembre de1882) quién afirmó que el elemento eritronio descubierto por Andrés Manuel del Río en México en 1801 y el vanadio descubierto por Nils Gabriel Sefström en Suecia 30 años después, eran el mismo. Pese al apoyo de Berzelius a Sefström, las pruebas de Wöhler  no dejaban lugar a dudas.

De todas formas, sería Sefström quién renombrase al Eritronio. Sefström eligió un nombre que comenzase con V, ya que la letra no había sido asignada aún a ningún otro elemento. Lo llamó vanadio en honor a la diosa escandinava Vanadis.

El vanadio de símbolo V y número atómico 23 tiene un peso atómico 50.942. Es un metal que se utilizó inicialmente en aleaciones con hierro y acero. Varios de los compuestos de vanadio se emplean en la industria química, sobre todo en la fabricación de catalizadores de oxidación, y en la industria cerámica como agentes colorantes.

El vanadio se parece a algunos otros elementos de transición en que forma muchos compuestos que con frecuencia son complejos por su valencia variable. Tiene al menos tres estados de oxidación, 2+, 3+ y 5+. Es anfótero, principalmente básico en los estados de oxidación bajos y ácido en los altos. Forma derivados de radicales más o menos bien definidos, tales como VO2+ y VO3+.

En su forma pura es blando y dúctil. Puede trabajarse en caliente y frío fácilmente, pero debe calentarse en una atmósfera inerte o al vacío a causa de que se oxida rápido a temperaturas por encima del punto de fusión de su óxido. El metal retiene muy bien su fuerza a temperaturas elevadas. La resistencia del vanadio a los ácidos clorhídrico y sulfúrico es notable y resiste el ataque del agua salada aereada mejor que la mayor parte de los aceros inoxidables. Sin embargo, el vanadio no resiste al ácido nítrico.

El elemento se encuentra naturalmente en minerales; hay cerca de 65 diferentes tipos y en los depósitos de combustibles fósiles.

manuel del rio 3Se produce en China y Rusia, otros países lo producen o bien por el polvo de combustión de aceite pesado, o como un subproducto de la minería de uranio. Se utiliza principalmente para producir aleaciones de aceros especiales, tales como aceros para herramientas de alta velocidad. El pentóxido de vanadio se utiliza como catalizador para la producción de ácido sulfúrico. El vanadio se encuentra en muchos organismos, y es utilizado por algunas formas de vida como un centro activo de las enzimas.

El primer uso a gran escala industrial del vanadio en el acero se encontró en el chasis del Ford T, inspirado en los autos de carreras franceses. El acero de vanadio permitió reducir el peso y al mismo tiempo aumentar la fuerza de tracción.

 

Anuncios

Publicado el 24 marzo, 2016 en Geología, Química. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: