Archivo de la categoría: Aeroespacial

Adiós a un hito tecnológico. La MIR se desintegra.

El 23 de marzo del año 2001, la estación espacial  MIR hace su reentrada en la atmósfera de la Tierra cerca de Nadi, Fiyi, y se desintegra al sur del Océano Pacífico.

mir 2Mir (en ruso: Мир, significa paz o mundo) fue el nombre de la famosa estación espacial originalmente soviética, que después del colapso de la URSS pasó a ser rusa. La primera estación espacial de investigación habitada de forma permanente de la historia, y la culminación del programa espacial soviético. Estaba prevista para que estuviera funcionando durante tan sólo 5 años; lo hizo durante 13 años. A través de numerosas colaboraciones internacionales, fue accesible a cosmonautas y astronautas.

La Mir fue ensamblada en órbita al conectar de forma sucesiva distintos módulos, cada uno lanzado de forma separada desde el 19 de febrero de 1986 hasta el año 1996. Estaba situada en una órbita entre los 300 y 400 kilómetros de la superficie terrestre, orbitando completamente la Tierra en menos de dos horas. Sirvió como laboratorio de pruebas para numerosos experimentos científicos y observaciones astronómicas, estableciendo récords de permanencia de seres humanos en el espacio. Tras un incendio en febrero de 1997, la estación empezó a quedarse vieja y obsoleta, con la consecuente cadena de fallos que prosiguió hasta su desorbitación y desintegración en la atmósfera. Fue destruida de forma controlada el 23 de marzo de 2001, precipitándose sobre el Océano Pacífico.

La última misión a la Mir fue la Soyuz TM-30, finalizada el 16 de junio de 2000, siendo los cosmonautas Alexandr Kalery y Sergei Zalyotin los últimos tripulantes de la vieja estación. Ya deshabitada, la desorbitación de la Mir concluyó el 23 de marzo de 2001, cuando reentró en la atmósfera de la Tierra cerca de Nadi, Fiyi, y se desintegró al sur del Océano Pacífico.

mir 3Cerca del fin de su vida aparecieron planes de inversores privados para comprar la Mir, posiblemente para usarla como el primer estudio de cine o televisión en órbita[cita requerida], pero se consideró que la estación era demasiado inestable para ser usada durante más tiempo. Parte de la comunidad espacial pensaba que era posible salvar algo de la Mir y que debido a los altos costes de colocar material en órbita, arrojarla a la atmósfera era perder una oportunidad.

La estación espacial Mir se planeó en origen para que fuese seguida de una Mir-2, y elementos de ese proyecto, incluyendo el módulo principal (ahora llamado Zvezda), el cual estuvo rotulado como Mir 2 durante algún tiempo en fábrica, forman parte integral de la Estación Espacial Internacional.

 

El lanzamiento del primer cohete aeroespacial de la Historia; Goddard.

El 16 de marzo de 1926 en Auburn, Estados Unidos el científico e inventor estadounidense Robert Hutchings Goddard (Worcester, Massachusetts, 5 de octubre de 1882 – Baltimore, 10 de agosto de 1945) lanzaba el primer cohete de combustible líquido (Goddard 1) de la Historia.

En la entrada de su diario recogió: “El primer vuelo con un cohete usando propelentes líquidos se realizó ayer en la granja de la Tía Effie.”

El cohete, que se denominaba “Nell” y tenía el tamaño de un brazo humano, se elevó apenas 12 metros durante un vuelo de dos segundos y medio que terminó en un campo de coles, aunque sería una importante demostración de que los propulsores de combustible líquido eran posibles.

goddardEn 1908, Goddard recibió su B.Sc. (graduado en ciencias) en el Instituto Politécnico de Worcester, y comenzaría a trabajar como profesor temporal de Física en la Universidad Clark, recibiendo su M.A. (posgraduado) en 1910 y su doctorado en 1911.

En 1908, la Universidad Clark de su ciudad natal le permitió instalarse en un pequeño laboratorio, donde Goddard fue el primero en demostrar que el empuje y la propulsión podían tener lugar en el vacío, y posteriormente, en desarrollar un motor de combustible líquido (oxígeno y gasolina).

El 28 de diciembre de 1909 publica los primeros trabajos teóricos acerca de la propulsión mediante cohetes.

En 1914 había diseñado motores para cohetes, con la ayuda financial de la Smithsonian Institution. El 7 de julio de 1914, Goddard, patenta el primer cohete “aeroespacial” de la Historia (U.S. No. 1,102,653). Los cohetes construidos por Goddard, aunque pequeños, ya tenían todos los principios de los modernos cohetes, como orientación por giroscopios.

En 1919 escribió sobre la posibilidad de un viaje lunar. Después de uno de sus experimentos en 1929, un periódico local de Worcester llevaba como título “El cohete lunar falla su objetivo por 238.799 ½ millas.”

El 12 de enero de 1920, un artículo en primera página en The New York Times, divulgó una nota de prensa de la Smithsonian sobre un “cohete de alta eficiencia de múltiple carga”. El principal uso considerado era “la posibilidad de enviar aparatos de registros a altitudes moderadas y extremas dentro de la atmósfera terrestre,” la ventaja sobre los instrumentos transportados por globos sería la facilidad de su recuperación ya que “el nuevo dispositivo de cohete iría en ascensión recta hacía arriba y caería también en línea recta.” Pero también se mencionaba una propuesta “de [enviar] a la parte oscura de la Luna nueva con una suficiente cantidad de la pólvora más brillante, que se prendería en el impacto, siendo visible para un telescopio de gran alcance. Esta sería la única manera de probar que el cohete había salido de la atracción de la Tierra pues no regresaría nunca.”

goddard4Al día siguiente, un editorial sin firmar en The New York Times cargó contra la propuesta. El escritor del editorial atacó el uso de la instrumentación preguntando si “los instrumentos regresarían al punto de partida… los paracaídas son arrastrados como los globos aerostáticos. Y el cohete, o lo que deje de él después de la última explosión, necesitaría estar dirigido con una habilidad asombrosa, y en una calma total, para caer sobre el terreno donde fue lanzado. Pero esta es una inconveniencia menor… aunque puede ser que sea bastante serio para el [punto de vista] del siempre inocente espectador… a algunos miles de metros de la zona de lanzamiento.”

Pero la crítica principal estaba, sin embargo, reservada para la propuesta lunar: “después de que el cohete salga de nuestro aire y empiece en su viaje más largo que ni será acelerado ni mantenido por la explosión de cargas entonces puede ser que haya salido. Para afirmar esto se debería negar una ley fundamental de la dinámica, y sólo Einstein y su docena elegida están autorizados a hacer esto.” Expresó la incredubilidad que el profesor Goddard “no conoce la relación de acción y reacción, y la necesidad de tener algo mejor que un vacío contra el que reaccionar” e incluso comentó que “estas cosas como errores intencionales o descuidos”. Goddard, insistió el periódico, sugiriendo quizás mala fe, “sólo parece carecer del conocimiento que se dispensa diariamente en los institutos”. The New York Times publicó una corrección el día siguiente del lanzamiento del Apolo 11.

El 17 de julio de 1969, un día después del lanzamiento del Apolo 11, el periódico The New York Times publicó una breve entrada con el título de “Una corrección”, resumiendo la editorial de 1920 que se burlaba de Goddard, y concluyendo: “La investigación y experimentación adicionales han confirmado los resultados de Isaac Newton en el siglo XVII y ahora se establece definitivamente que un cohete puede funcionar en el vacío tan bien como en una atmósfera. The Times lamentan el error.”

Finalmente Goddard fue destacado a Roswell, Nuevo México, donde trabajó casi aislado durante décadas, y donde más tarde un instituto llevaría su nombre. Aunque atrajo la atención del Ejército de los Estados Unidos por su trabajo sobre cohetes, fue rechazado pues no lograron entender las aplicaciones militares de los cohetes.

Irónicamente, fue la Alemania nazi la que se interesó por sus investigaciones. Wernher von Braun confió en los planos de Goddard cuando desarrolló los cohetes V-2 durante la Segunda Guerra Mundial. Antes de 1939, científicos alemanes entrarían en contacto con Goddard ocasionalmente para hacerle preguntas técnicas. En 1963, von Braun dijo sobre Goddard: “sus cohetes… pueden haber sido algo toscos para los estándares actuales, pero encendieron el camino e incorporaron muchas características usadas en nuestros cohetes y vehículos espaciales más modernos”.

goddard5Goddard fue el centro de una operación de espionaje famosa que implicaba a la agencia de inteligencia alemana, Abwehr y un espía llamado Nikolaus Ritter. Como jefe de las operaciones en Estados Unidos de la agencia, Ritter reclutó a una persona que se infiltró en el círculo íntimo de Goddard, filtrando sus descubrimientos a los alemanes.

Después de que su oferta para desarrollar cohetes para el Ejército fuera rechazada, Goddard trasladó su interés principal en el trabajo de aeronaves experimentales para la Armada de Estados Unidos. Tras finalizar la guerra, Goddard pudo examinar los V-2 alemanes capturados, cuyos componentes pudo reconocer. Sin embargo, Goddard no diseñaría más cohetes.

En 1945 se enteraría de que tenía un cáncer de garganta y moriría ese año el 10 de agosto en Baltimore, Maryland. Fue enterrado en el Hope Cementery en su ciudad natal de Worcester.

Un total de 214 patentes les fueron concedidas por su trabajo, la mayoría de ellas tras su muerte. El Centro de Vuelo Espacial Goddard, establecido en 1959, recibió su nombre en su honor.

El primer cohete aeroespacial de la Historia; Goddard.

El 10 de agosto de 1945, fallecía el científico estadounidense Robert Hutchings Goddard (Worcester, Massachusetts, 5 de octubre de 1882 – Baltimore, 10 de agosto de 1945).

goddardEn 1908, Goddard recibió su B.Sc. (graduado en ciencias) en el Instituto Politécnico de Worcester, y comenzaría a trabajar como profesor temporal de Física en la Universidad Clark, recibiendo su M.A. (posgraduado) en 1910 y su doctorado en 1911.

En 1908, la Universidad Clark de su ciudad natal le permitió instalarse en un pequeño laboratorio, donde Goddard fue el primero en demostrar que el empuje y la propulsión podían tener lugar en el vacío, y posteriormente, en desarrollar un motor de combustible líquido (oxígeno y gasolina).

El 28 de diciembre de 1909 publica los primeros trabajos teóricos acerca de la propulsión mediante cohetes.

En 1914 había diseñado motores para cohetes, con la ayuda financial de la Smithsonian Institution. El 7 de julio de 1914, Goddard, patenta el primer cohete “aeroespacial” de la Historia (U.S. No. 1,102,653). Los cohetes construidos por Goddard, aunque pequeños, ya tenían todos los principios de los modernos cohetes, como orientación por giroscopios.

En 1919 escribió sobre la posibilidad de un viaje lunar.

Goddard lanzó el primer cohete de combustible líquido (Goddard 1) el 16 de marzo de 1926, en Auburn. En la entrada de su diarió recogió: “El primer vuelo con un cohete usando propelentes líquidos se realizó ayer en la granja de la Tía Effie.” El cohete, que se denominaba “Nell” y tenía el tamaño de un brazo humano, se elevó apenas 12 metros durante un vuelo de dos segundos y medio que terminó en un campo de coles, aunque sería una importante demostración de que los propulsores de combustible líquido eran posibles.
Después de uno de sus experimentos en 1929, un periódico local de Worcester llevaba como título “El cohete lunar falla su objetivo por 238.799 ½ millas.”

El 12 de enero de 1920, un artículo en primera página en The New York Times, divulgó una nota de prensa de la Smithsonian sobre un “cohete de alta eficiencia de múltiple carga”. El principal uso considerado era “la posibilidad de enviar aparatos de registros a altitudes moderadas y extremas dentro de la atmósfera terrestre,” la ventaja sobre los instrumentos transportados por globos sería la facilidad de su recuperación ya que “el nuevo dispositivo de cohete iría en ascensión recta hacía arriba y caería también en línea recta.” Pero también se mencionaba una propuesta “de [enviar] a la parte oscura de la Luna nueva con una suficiente cantidad de la pólvora más brillante, que se prendería en el impacto, siendo visible para un telescopio de gran alcance. Esta sería la única manera de probar que el cohete había salido de la atracción de la Tierra pues no regresaría nunca.”

goddard4Al día siguiente, un editorial sin firmar en The New York Times cargó contra la propuesta. El escritor del editorial atacó el uso de la instrumentación preguntando si “los instrumentos regresarían al punto de partida… los paracaídas son arrastrados como los globos aerostáticos. Y el cohete, o lo que deje de él después de la última explosión, necesitaría estar dirigido con una habilidad asombrosa, y en una calma total, para caer sobre el terreno donde fue lanzado. Pero esta es una inconveniencia menor… aunque puede ser que sea bastante serio para el [punto de vista] del siempre inocente espectador… a algunos miles de metros de la zona de lanzamiento.”

Pero la crítica principal estaba, sin embargo, reservada para la propuesta lunar: “después de que el cohete salga de nuestro aire y empiece en su viaje más largo que ni será acelerado ni mantenido por la explosión de cargas entonces puede ser que haya salido. Para afirmar esto se debería negar una ley fundamental de la dinámica, y sólo Einstein y su docena elegida están autorizados a hacer esto.” Expresó la incredubilidad que el profesor Goddard “no conoce la relación de acción y reacción, y la necesidad de tener algo mejor que un vacío contra el que reaccionar” e incluso comentó que “estas cosas como errores intencionales o descuidos”. Goddard, insistió el periódico, sugiriendo quizás mala fe, “sólo parece carecer del conocimiento que se dispensa diariamente en los institutos”. The New York Times publicó una corrección el día siguiente del lanzamiento del Apolo 11.

El 17 de julio de 1969, un día después del lanzamiento del Apolo 11, el periódico The New York Times publicó una breve entrada con el título de “Una corrección”, resumiendo la editorial de 1920 que se burlaba de Goddard, y concluyendo: “La investigación y experimentación adicionales han confirmado los resultados de Isaac Newton en el siglo XVII y ahora se establece definitivamente que un cohete puede funcionar en el vacío tan bien como en una atmósfera. The Times lamentan el error.”

Finalmente Goddard fue destacado a Roswell, Nuevo México, donde trabajó casi aislado durante décadas, y donde más tarde un instituto llevaría su nombre. Aunque atrajo la atención del Ejército de los Estados Unidos por su trabajo sobre cohetes, fue rechazado pues no lograron entender las aplicaciones militares de los cohetes.

Irónicamente, fue la Alemania nazi la que se interesó por sus investigaciones. Wernher von Braun confió en los planos de Goddard cuando desarrolló los cohetes V-2 durante la Segunda Guerra Mundial. Antes de 1939, científicos alemanes entrarían en contacto con Goddard ocasionalmente para hacerle preguntas técnicas. En 1963, von Braun dijo sobre Goddard: “sus cohetes… pueden haber sido algo toscos para los estándares actuales, pero encendieron el camino e incorporaron muchas características usadas en nuestros cohetes y vehículos espaciales más modernos”.

goddard5Goddard fue el centro de una operación de espionaje famosa que implicaba a la agencia de inteligencia alemana, Abwehr y un espía llamado Nikolaus Ritter. Como jefe de las operaciones en Estados Unidos de la agencia, Ritter reclutó a una persona que se infiltró en el círculo íntimo de Goddard, filtrando sus descubrimientos a los alemanes.

Después de que su oferta para desarrollar cohetes para el Ejército fuera rechazada, Goddard trasladó su interés principal en el trabajo de aeronaves experimentales para la Armada de Estados Unidos. Tras finalizar la guerra, Goddard pudo examinar los V-2 alemanes capturados, cuyos componentes pudo reconocer. Sin embargo, Goddard no diseñaría más cohetes.

En 1945 se enteraría de que tenía un cáncer de garganta y moriría ese año el 10 de agosto en Baltimore, Maryland. Fue enterrado en el Hope Cementery en su ciudad natal de Worcester.

Un total de 214 patentes les fueron concedidas por su trabajo, la mayoría de ellas tras su muerte. El Centro de Vuelo Espacial Goddard, establecido en 1959, recibió su nombre en su honor.

El Curiosity llega a Marte. ¡¡¡Feliz tercer aniversario!!!

El 6 de agosto del año 2012, el rover Curiosity de la NASA aterriza en Marte.

curiosity Programada en un principio para ser lanzada el 8 de octubre de 2009 y efectuar un descenso de precisión sobre la superficie del planeta en 2010 entre los meses de julio y septiembre, fue finalmente lanzado el 26 de noviembre de 2011 a las 10:02 am EST, y aterrizó en Marte exitosamente en el cráter Gale el 6 de agosto de 2012, aproximadamente a las 05:31 UTC enviando sus primeras imágenes a la Tierra.

La Mars Science Laboratory (abreviada MSL), conocida como Curiosity, del inglés ‘curiosidad’, es una misión espacial que incluye un astromóvil de exploración marciana dirigida por la NASA. Programada en un principio para ser lanzada el 8 de octubre de 2009 y efectuar un descenso de precisión sobre la superficie del planeta en 2010 entre los meses de julio y septiembre, fue finalmente lanzado el 26 de noviembre de 2011 a las 10:02 am EST, y aterrizó en Marte exitosamente en el cráter Gale el 6 de agosto de 2012, aproximadamente a las 05:31 UTC enviando sus primeras imágenes a la Tierra.

La misión se centra en situar sobre la superficie marciana un vehículo explorador (tipo rover)r. Este vehículo es tres veces más pesado y dos veces más grande que los vehículos utilizados en la misión Mars Exploration Rover, que aterrizaron en el año 2004. Este vehículo lleva instrumentos científicos más avanzados que los de las otras misiones anteriores dirigidas a Marte, algunos de ellos proporcionados por la comunidad internacional. El vehículo lanzó mediante un cohete Atlas V 541. Una vez en el planeta, el rover tomó fotos para mostrar que amartizó con éxito. En el transcurso de su misión tomará docenas de muestras de suelo y polvo rocoso marciano para su análisis. La duración prevista de la misión es de 1 año marciano (1,88 años terrestres). Con un radio de exploración mayor a los de los vehículos enviados anteriormente, investigará la capacidad pasada y presente de Marte para alojar vida. Actualmente sigue operativo.

curiosity3El MSL tiene cuatro objetivos: Determinar si existió vida alguna vez en Marte, caracterizar el clima de Marte, determinar su geología y prepararse para la exploración humana de Marte.

“Desde su llegada en agosto de 2012, Curiosity ha recorrido casi once kilómetros desde su lugar de aterrizaje a los pies del Monte de Sharp en el cráter Gale. El primer año lo pasó recorriendo a través de cauces antiguos y exploró Yellowknife Bay, el lugar donde se albergaba un antiguo lago. Ahí es donde Curiosity perforó y tomó muestras del fondo del lago para revelar la evidencia de agua dulce. También encontró moléculas orgánicas que contienen carbono en una forma utilizable para la vida. Así que si la vida alguna vez estuvo presente en Marte, un sitio como Yellowknife Bay podría albergarla.

Después Curiosity puso rumbo a otro de sus objetivos, el Monte Sharp. Fue entonces cuando los ingenieros notaron un desgaste excesivo en las ruedas del rover. Entonces los ingenieros tuvieron que trabajar para lograr entender las causas y la forma de evitarlo.

Llegar a la ubicación actual del rover en Marias Pass requirió una fuerte subida hasta una colina de 6 metros. A medida que subimos la colina, el espectrómetro láser ChemCam de Curiosity notó inusualmente altas cantidades de sílice en las rocas cercanas. ¿Qué podría significar eso? ¿Fueron las condiciones ambientales buenas o peligrosas para la vida? ¿Podría la sílice haber conservado moléculas orgánicas en las rocas para poder estudiarlas hoy? Tenemos la esperanza de averiguarlo.

curiosity2Nada de esto sería posible sin el equipo especializado de ingenieros del rover en el JPL. Cada día que operan con Curiosuty, un equipo de enlace descendente estudia la información enviada por el rover y se asegura de que está sano y listo para proceder con las siguientes actividades.”

NASA: https://www.nasa.gov/mission_pages/msl/

El inicio de un viaje para la Historia; el Apolo 11.

El 16 de julio de 1969, despega la nave estadounidense Apolo 11 con el objetivo de ser la primera misión en llevar a un hombre a la Luna. Por primera vez en la historia se conseguiría el 21 de julio de 1969.

apolo 11El Apolo 11 fue impulsado por un cohete Saturno V desde la plataforma LC 39A y lanzado a las 13:32 UTC del complejo de Cabo Kennedy, en Florida (EE.UU.). Oficialmente se conoció a la misión como AS-506. La misión está considerada como uno de los momentos más significativos de la historia de la Humanidad y la Tecnología.

La tripulación del Apolo 11 estaba compuesta por el comandante de la misión Neil A. Armstrong, de 38 años; Edwin E. Aldrin Jr., de 39 años y piloto del LEM, apodado Buzz; y Michael Collins, de 38 años y piloto del módulo de mando. La denominación de las naves, privilegio del comandante, fue Eagle para el módulo lunar y Columbia para el módulo de mando.

El comandante Neil Armstrong fue el primer ser humano que pisó la superficie de nuestro satélite, el 21 de julio de 1969 a las 2:56 (hora internacional UTC) al sur del Mar de la Tranquilidad (Mare Tranquillitatis), seis horas y media después de haber alunizado

El 16 de julio, los astronautas Neil Armstrong, Buzz Aldrin y Michael Collins, son trasladados hasta la nave para proceder a su posterior lanzamiento.apolo 11 3

Los cohetes Saturno V constaban de varias fases que se iban desprendiendo de la nave una vez consumían su combustible

A las 10:32 de la mañana en Cabo Cañaveral el Saturno V abandona la rampa de lanzamiento.

Durante la misión la tripulación establecerá contacto verbal con el centro de control en Houston, ya que una vez que el Saturno V despega, Cabo Cañaveral traspasa el control a Houston.

En el control de misión verifican la localización de la nave, dan instrucciones a los astronautas y reciben los datos de quince estaciones de rastreo repartidas por todo el planeta, que han de estar perfectamente coordinadas.

Una vez que el Apolo 11 completa la segunda órbita a la Tierra y los astronautas terminan de realizar sus tareas, Houston da la orden para ponerlo rumbo a la Luna. Después de orientarse de forma precisa, la tercera etapa pone en marcha su motor con las sesenta toneladas de combustible que aún permanecen en los tanques.

apolo 11 4Una vez que el Apolo 11 completa la segunda órbita a la Tierra y los astronautas terminan de realizar sus tareas, Houston da la orden para ponerlo rumbo a la Luna. Después de orientarse de forma precisa, la tercera etapa pone en marcha su motor con las sesenta toneladas de combustible que aún permanecen en los tanques.

La única posibilidad de peligro para la misión era la sonda automática soviética Luna 15, que, lanzada el 13 de julio, había estado en órbita lunar de 100 por 129 km y 25º de inclinación y corría riesgo de interferir en la órbita del Apolo, que era de 112 por 314 km y posteriormente de 99,4 por 121 km y 78º de inclinación. La misión de esta sonda era el alunizaje suave y recogida de muestras que luego enviaría de forma automática a la Tierra.

A las 15:17 horas del 20 de julio de 1969, según el horario de Houston (las 20:17:39 h UTC5 ). El Eagle se posa sobre la superficie de la luna.

El primer satélite de comunicaciones de la Historia.

El 10 de julio de 1962, Estados Unidos lanza al espacio el Telstar I, el primer satélite de comunicaciones de la Historia.

telstar2En 1957, debido al lanzamiento del primer satélite artificial por parte de la Unión Soviética, el Sputnik I, Estados Unidos incrementó sus esfuerzos en la creación de satélites. En ese momento, el ingeniero John Robinson Pierce. impulsó a la NASA a construirlos basándose en sus diseños. De este modo, en 1961, lanzaron el satélite Echo transmitiendo la voz del presidente Eisenhower. Gracias a los estudios de Pierce, Bell construyó un satélite de comunicaciones, el Telstar I, lanzado en 1962, que habilitó la primera televisión broadcast intercontinental.

El Telstar fue el primer satélite artificial de telecomunicaciones comercial del mundo, y fue puesto en órbita terrestre por los Estados Unidos. Fue lanzado el 10 de julio de 1962 por un cohete Delta, y estaba diseñado para retransmitir televisión, teléfono y datos de comunicaciones a alta velocidad.

El satélite tenía forma esférica (con diámetro de 87,6 centímetros) y pesaba alrededor de 77 kilogramos; un tamaño que no era casual puesto que eran unos parámetros de diseño que había que cumplir para poder alojarlos dentro de los cohetes Delta de la NASA y lanzarlos al espacio.

El Telstar 1 era capaz de transmitir una señal de televisión y cursar hasta 600 llamadas telefónicas gracias a su receptor de señal en la banda de 6 GHz y su equipo de transmisiones en 4 GHz. El satélite funcionaba a modo de repetidor; recibía señales a 6 GHz, las bajaba a 4 GHz, las amplificaba y volvía a transmitir la señal a una frecuetelstar3ncia más baja para minimizar las pérdidas de señal (hay que tener en cuenta que el satélite solamente podía emitir señales de 14 vatios de potencia porque sus placas solares no podían aportar más energía).

El control de las comunicaciones se ejercía desde tierra en tres estaciones situadas en Estados Unidos (Andover en el Estado de Maine), Francia (Pleumeur-Bodou) e Inglaterra (Goonhilly Downs) y dada la escasa potencia que tenía el Telstar a la hora de transmitir, las antenas de estas estaciones ocupaban una superficie de más de 300 metros cuadrados.

Se lanzó un segundo Telstar el 7 de mayo de 1963.

A %d blogueros les gusta esto: